Adaptar el cuerpo a la nieve

vacaciones en inviernos

Cuando vamos a esquiar nuestra piel parece fuego y arden las pestañas, pero esto no es causa del sol sino por el aire puro de la montaña y la baja humedad ambiental que dan a nuestra piel y cuerpo desecamiento y deshidratación mucho más que en el verano.

La piel resulta muy dañada por lo general en el contorno de los ojos nariz y labios.

Adaptar el cuerpo a la nieve

Cuando vamos a la nieve lo primero que debemos hacer es limpiar nuestro cutis lo mejor posible ir sin maquillaje, o solamente que el maquillaje tenga filtro solar de alto grado.

Antes de concurrir a este tipo de lugares puedes hacerte un peeling para retirar todas las células muertas y deberás hacer un plan de hidratación pasándote diariamente cremas hidratantes pero que contengan algo de más grasa para que tu piel tenga un extra de agua.

En caso de que tu cutis sea graso deberás hacer una limpieza de piel y tomar en el desayuno un jugo de frutas con medio pomelo, media naranja, un limón agua y azúcar a gusto esto también te ayudara a limpiar el organismo.

invierno en vacacioens

La hidratación es muy importante para la piel por eso deberás comenzar una semana antes con foto protector solar de pantalla total.

Luego cuando estás en el lugar deberás aplicarte por lo menos cada dos horas para mantenerla hidratada y protegida de la radiación solar.

Deberás tener cuidado aunque los días estén nublados, porque igual los rayos ultravioletas llegan a la piel.

Por la noche deberás hidratarte con una buena crema nutritiva regenerante para que tu piel sea normal.
En cuanto a los labios estos son muy sensibles al sol, suelen cuartearse, sangrar y supurar provocando heridas, deberás utilizar protector labial con foto protección.

Para los ojos se deberán usar lentes adecuados que sean protectores de los rayos UVA y UVB de un 100% en lo posible azul para evitar daños en la retina la piel alrededor de los ojos se deben de usar cremas antiarrugas e hidratantes especiales para esta zona.

Las manos al estar al contacto con el frio la nieve y el uso de guantes también se dañan es por eso que debemos usar hidratantes y protección para la piel no se resequen sino pueden aparecer hasta manchas.
También otro lugar que sufre son los pies donde están aprisionados de las botas gruesas de esquiar por varias horas, las medias térmicas hacen que se escamen y nos duelan. Para ello debemos hacer lo mismo que en las manos mucha crema hidratante, o alguna crema especial para pies cansados.
Para el pelo también puede ser dañado por el sol, perdiendo el brillo suavidad y resistencia. Si tu pelo es teñido o con permanente se debe de proteger con un champú hidratante y mascaras regeneradoras para reparar el pelo sensible.

Cuando volvemos de las vacaciones deberemos seguir cuidándonos por un tiempo, para que vuelvan a reponerse los diferentes niveles de antioxidantes de la piel.

Para nuestro organismo deberemos hacer una dieta antioxidante consumiendo una mayor cantidad de verduras y frutas que son mejores crudas para que el organismo se reponga.

Cremas frías como el gazpacho son ideales para una buena dieta, los pescados como el atún, la sardina y el salmón aportaran una dosis suficiente para nuestro organismo. Al igual que los frutos secos tienen una gran cantidad de nutrientes.