Donde ir en Marruecos

marruecos

La Mamounia el principal hotel de Marrakech, combina sofisticacion con exotismo y deleita a los visitantes con un impecable buen gusto. A simple vista son un mismo conjunto el color terracota de las paredes edificios que remiten  a Las mil y una noches, la muralla que lo envuelve todo. Sin embargo hay una gran diferencia entre La Mamounia y el resto de la medina, es decir el sector historico de Marrakech en Marruecos. Afuera del hotel, todo es caos. Las multitudes se mueven en mareas. La gente intenta no chocar con quien va adelante, no ser chocado por quien viene detras y no ser atropellado por las infinitas motos que circulan en todas las direcciones.

Donde ir en Marruecos

Es imposible dar un paso sin que aparezca un guia ofreciendo sus servicios o algun vendedor de baratijas. El ruido es ensordecedor a las ofertas a viva voz y al runrun de los desgastados motores de las motos, se suman grupos musicales tipicos que ejecutan todos al mismo tiempo y hasta artitas de feria de otras epocas mostrando sus habilidades desde adivinas hasta encantadoras de serpientes, pasando por adiestradores de monos, contadores de cuentos o equilibristas que se suben los unos sobre los otros en plena via publica.
Pero no bien se atraviesa la entrada de La mamounia se produce un vuelco sensorial. Sus pasillos y habitaciones tienen siempre la iluminacion, la musicalizacion y el aroma que producen una armonia perfecta.

Lujoso y exotico conto entre sus huespedes a Winston Churchill, Ediath Piaff, Kirk Douglas, Charles Chaplin, Tom Cruise y otros. Tambien sirvio de escenario par aque Alfred Hithcock filmase en 1956 El hombre que sabia demasiado. Su historia se remonta a la epoca del sultan Sidi Mohammed Ben Abdellah que goberno Marruecos durante buena parte del siglo XVIII.

marruecos1

El tenia como costumbre regalar un jardin a sus hijos cada vez que estos contraian matrimonio.
Asi fue como Mamoun obtuvo el suyo Cuenta la leyenda que el principe lo utilizo para armar fabulosas fiestas, que recibieron el nombre de nzaha y que aun hoy se siguen celebrando en todo el pais.
Con el objetivo de recrear el espiritu de gozo de estas reuniones, en el mismo jardin del principe se construyo en 1923 el hotel.

En su primera version, la de los arquitectos Henri Prost y Antoine Marchisio, se busco agregar detalles de arquitectura francesa sin perder de vista su estetica real marroqui. Las 50 habitaciones con las que se lo habilito se convirtieron en 150 en 1946, durante su primera reforma.
De estructura inquieta hubo otras grandes modificacioens en 1950,1953,1986 y la mas reciente en el 2006. Cuando reabrio sus puertas en setiembre del 2009 contaba con 210 cuartos.

Las habitaciones se componen de varios ambientes suelen tener una sala de estar con su propio baño terrazas y el dormitorio propiamente dicho, con baños de interiores en marmol.
Destacan las tapicerias en tonos tierras y rojos las paredes de estuco, los detalles en madera de cedro y en cuero y algunos juegos arquitectonicos integrados perfectamente.

La oferta de restaurant no queda afuera de la oferta con recetas tradicionales como lo es el tajine de cordero bereber con verduras hervidas . esto se acompaña con compañias de musicos en vivo .